Combine Football & Health

¡Un imperio de campeonato!

Los Aztecas ODA vienen de atrás y se coronan al vencer 26-20 a los Frailes de Ciudad Sahagún.

Por Rogelio Acosta

Un partido digno de final, con emociones de principio a fin, con una tribuna apoyando a los suyos en todo momento, el duelo de porras que nos regalaron las parcelas de Hidalgo y del Estado de México, quedándose sin garganta por tantos gritos y vituperios. Hubo color, hubo drama, hubo un ganador y un equipo que vendió muy cara la derrota. Frailes y Aztecas ODA nos dieron una final que será muy recordada; angustiante y ovacionada por todo el público que se dio cita en el Velódromo Olímpico. Atrás quedaron los puntos a favor y en contra, la posición en la tabla y cómo llegaron a estas instancias, todo se olvidaba para escribir una nueva historia en el tapete rayado.

Una imagen que demuestra la intensidad a la que se jugó la final.

El emparrillado era territorio neutral, no había ventajas para ninguno, aquí tendría que ganar el que mejor desempeñó tuviera a lo largo de los cuatro cuartos. Los Aztecas pegaron primero y los Frailes pagaron inmediatamente con el regreso de patada que llevaron hasta el otro lado del campo. Así, al tú por tú, sin guardarse nada.El partido continuó con la misma intensidad, con ambos equipos matándose en cada yarda; con un Fernando Juárez rompiendo el empate e inclinando la balanza en favor de Ojo de Agua, con la respuesta del RB de ‘La hermandad’, Ángel Rodríguez que le daba, al fin, la ventaja en el partido a los hidalguenses. Gusto que duró poco, pues otra vez Juárez anotó para los mexiquenses.

En todo momento hubo paridad de fuerzas entre ambos equipos.

El complemento fue de auténtico respeto, algo que se ganaron los dos a pulso. Se miraron fijamente, se rindieron tributo asintiendo con la cabeza y agradeciendo por haber sacado lo mejor de cada equipo. Una vez que se dieron la mano, se alejaron lentamente para continuar con la guardia arriba. La historia se seguía escribiendo. Los Frailes quienes aprovecharon el momento y anotaron por última vez para recuperar la ventaja en el partido. El tiempo comenzaba a ser factor, se diluía lentamente para unos y se volvía eterno y agobiante para otros. Justo se entraba en los instantes finales cuando el proclamado MVP del partido, Fernando Juárez, quien ingresó a la zona prometida para darle la vuelta al marcador, llevarse el triunfo y llenar de gloria a todo el Imperio tenochca. Felicidades, Aztecas ODA.

Gracias por una digna y vibrante final.

Imágenes: Yael Mejía